Select a language

7 de octubre de 2011

ALTAMIRA EN PELIGRO



Artículo leído en EL PAIS del 7 de octubre de 2011.  El gobierno de Cantabria está empeñado en reabrir las Cuevas de Altamira exclusivamente por los beneficios turísticos que pueden aportar. No importa que ello pueda suponer la destrucción de un patrimonio irreemplazable  que debemos transmitir intocado  a nuestros descendientes. No importa que para el turismo masivo ya se haya construido la Neocueva, un prodigio de la tecnología que reproduce el original al milímetro. No le importa nada a esa inculta clase política que sólo se mueve por el interés económico (de unos pocos). Este artículo nos transmite la opinión de los científicos. La mía es más simple: ¡apartad vuestras no muy limpias manos de lo que no sabéis entender ni apreciar!

Altamira en peligro
A.R. - Madrid - 06/10/2011

Las pinturas de Altamira, de hace unos 14.000 años, se conservaron excepcionalmente bien hasta su descubrimiento, en 1879, gracias a la ausencia de luz, a la escasa filtración de agua y el bajo flujo de aire de la Sala Policromada, con sus excepcionales pinturas. Pero la apertura de la cueva y los miles de visitantes durante décadas provocaron un deterioro tal que, en 1977, hubo que cerrarla. Luego se volvió a abrir con restricciones y se volvió a cerrar, la última vez en 2002. Ahora, un equipo de ocho expertos advierte en la revista Science que "las investigaciones muestran la necesidad de conservar la cueva manteniéndola cerrada en el futuro próximo". Cesáreo Saiz-Jiménez (investigador del CSIC) y sus colegas señalan que, desde el año pasado, se ha planteado reabrir Altamira por el impacto positivo que tendría en el turismo de la región, pero advierten que tal medida sería peligrosa para las famosas pinturas. Uno de los peligros sería la proliferación de bacterias y de hongos que han colonizado la cueva y que, por el momento, parecen estar contenidas en la entrada de la cueva.

"Si la cueva se reabre al público, la entrada continua de visitantes provocará un aumento de la temperatura, de la humedad y del CO2 en la Sala Policromada, reactivando la condensación y la corrosión de las rocas", escriben estos investigadores en la prestigiosa revista científica. Además, las visitas, al desplazarse por el interior del recinto, levantarían dañinas partículas que quedan en suspensión en el aire, incrementando la erosión de las paredes y liberando bacterias y esporas de hongos. También entrarían nuevos nutrientes para el frágil ecosistema de la cueva.

Saíz-Jiménez y sus colegas (del CSIC, de la Universidad de Alicante y del Museo Nacional de Ciencias Naturales) recuerdan que, en 1973, antes del cierre de Altamira, el número de visitas era altísimo (175.000 personas, en 1973). En 1982, se reabrió con un cupo máximo anual de personas que podían entrar en la cueva cada año (8.500 en un documento y 11.000 en otro). "Sin embargo, en septiembre de 2002 de nuevo hubo que cerrar Altamira al público debido a la presencia de microorganismos fototróficos en las pinturas", escriben los científicos. "La colonización de estos microorganismos fue la consciencia de décadas de utilización de luz artificial en la famosa Sala Policromada e iba acompañada por el desarrollo de colonizaciones microbianas directamente en las pinturas rojizas".

Altamira se conservó durante miles de años, recuerdan, gracias a un entorno pobre en nutrientes y con escaso contacto con la atmósfera exterior.

Pese a que el cierre desde 2002 ha sido muy beneficioso para la famosa cueva y sus pinturas, los problemas de conservación están todavía lejos de estar resueltos y los científicos siguen haciendo controles de su estado.
La cueva de Altamira depende del Ministerio de Cultura y es gestionada por el Museo Nacional de Altamira. Los científicos, en su artículo publicado en Science y titulado Arte paleolítico en peligro: política y ciencia enfrentadas en la cueva de Altamira, aconsejan que este lugar, Patrimonio de la Humanidad, permanezca cerrado para preservarlo.

Publicado en El País del 7-octubre-2011

Imagen: entrada a la Cueva de Altamira original



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:
Esto no es más que una majadería inculta por parte del gobierno cántabro porque el museo reproducción o neocueva es muy,muy buena.
Yo tuve la suerte de ver las de verdad y la reproducción de ellas,por eso hablo con conocimiento de causa.Y creo que hay que escuchar los consejos del CSIC,entre muchísimas causas porque gran parte del turismo no respeta nada;tocan,se llevan piedras,fotos ...etc.
Saludos!
Claudia.

José Luis dijo...

Nueva barbaridad en pro del sacrosanto turismo. Pretender que la cueva de Altamira tenga tantos visitantes como la Capilla Sixtina dice bien a las claras la concepción que tienen estos políticos del uso que dar a nuestro patrimonio. El nuevo gobierno cántabro, en pro de argumentos neoliberales y con el señuelo de "crear empleo" está dispuesto a arrasar una joya de la humanidad. Y lo peor es que, si se cumplen los nefastos augurios, tras el 20-N asistiremos a un destrozo generalizado de todo lo que creíamos salvado o protegido, desde la Ley de Costas a los Parques Nacionales, desde los museos a la producción artística. Y si no, al tiempo...

samuel17993 dijo...

Simplemente, una verguenza; esto NO SE PUEDE PERMITIR. Es algo cultural, y colectivo; no es, para nada, algo económico. Se debería salir a la calle a protestar; estamos llegando a un nivel de barbarie imperdonable.

Un saludo de Samuel.