Select a language

23 de noviembre de 2012

PINTURA RUPESTRE DEL PALEOLÍTICO: LA CUEVA DE TITO BUSTILLO


Hace unos días un amigo me preguntaba quién pudo ser Tito Bustillo, la persona que le dio el nombre a las cuevas de las que vamos a hablar. Pues bien, la cueva se descubre en 1968 por un grupo de jóvenes espeleólogos, el de Torreblanca, al que pertenecía Celestino Bustillo, “Tito” para sus amigos. A las pocas semanas del descubrimiento, Tito fallece en un accidente explorando otra cueva y en su recuerdo se pone su nombre a una de las maravillas del rupestre paleolítico de la cornisa cantábrica: las cuevas de Tito Bustillo.

Entorno de la Cueva de Tito Bustillo
Se encuentran en Ribadesella, en la misma área geográfica que la Cueva del Castillo y las Cuevas de Altamira. Estamos en el núcleo de la gran pintura rupestre del periodo Magdaleniense; hablamos de hace entre 22.000 y 32.000 años cuando en las feraces tierras cántabras pastaba el uro, el bisonte, el reno y cazaba el oso cavernario en un clima mucho más frío que el actual.

Caballo
Hace poco los medios se hacían eco de la noticia de algunas de las pinturas podrían tener una antigüedad aún mayor, rozando el límite temporal en que aún vivían los Neanderthales. Algo he escrito sobre ello. 
Caballo y reno


Me decía un especialista en paleoantropología que cabe elucubrar sobre un hombre de neanderthal con la suficiente capacidad de abstracción como para realizar las primeras pinturas rupestres, de lo cual aún no hay ninguna prueba, o retrasar en algo más de diez mil años la ocupación del territorio por parte del homo sapiens sapiens del periodo magdaleniense, lo que de momento parece la solución más lógica y sencilla. Doctores tiene la Iglesia y en mi caso no lo soy.


Las pinturas de Tito Bustillo gozan de todas las características del arte rupestre paleolítico, a saber:

Reno
-       *  Policromía.
-       * Naturalismo.
-       *Los animales como tema principal, aunque no exclusivo,  de las pinturas.
-     *Se pintan como entes individuales, sin formar grupos ni escenas. Incluso se superponen unas pinturas a otras a lo largo del tiempo.
-    *El escenario es el interior de las cuevas, en lugares de difícil acceso en muchas ocasiones.

Acceso actual a la cueva

Antropomorfo
En el caso de Tito Bustillo la localización tiene un especial significado. Hay tres “salas” bien diferenciadas: la de los caballos, la de las vulvas y la de los antropomorfos. La entrada original de la cueva hace miles de años que está obstruída por un derrumbamiento. 

Vulvas
Hoy día se recorre en sentido inverso a como fue originalmente, es decir del fondo de la cueva (abierto artificialmente) hacia la primitiva salida. Pero si pudiésemos hacer el recorrido original, observaríamos que la sala de las vulvas y la de los antropomorfos, las que tienen un significado más oscuro relacionado indudablemente con cultos de reproducción, están en el tramo final de la caverna, aquél al que es más difícil acceder.

Caballo
La sala de los caballos también tiene su aquél de mistérico. Se encuentra más cercana a la antigua entrada pero en el interior, donde no llega la luz natural tras doblar un recodo por una galería secundaria respecto a la principal. Bajo su suelo corren las aguas del río que originó la cueva; no se ve pero produce un sonido profundo, ronco… mágico.

Sala de los caballos
En ese lugar inquietante fue donde los diversos artistas que en ella pintaron a lo largo del tiempo vieron en los relieves rocosos de paredes y techos las formas de los caballos, renos y seres que dibujarían a la luz de sus lámparas de grasa de médula animal machacada que producían luces y sombras móviles, vivas, casi inquietas como los animales que representaron un afán por dominar el medio natural del que dependía su supervivencia. Pura religión mágica, o magia religiosa si lo prefieren, que da sentido a las pinturas rupestres del paleolítico. Sé que hay otras teorías que las explican, pero después de visitar las cuevas de Tito Bustillo pocas dudas me caben sobre la fuerza espiritual que para el hombre tuvieron estas representaciones. Se trataba de un  intento de buscar la ayuda de fuerzas transcendentes que le permitieran sobrevivir en una naturaleza ni amigable ni hostil, simplemente indiferente a nuestra pequeñez. Y así seguimos.

Fotos del entorno y entrada realizadas por el autor.
Fotos de las pinturas: extraídas del CD "El Paleolítico Asturiano", publicado por la Consejería de Cultura del Gobierno del Principado de Asturias.

3 comentarios:

moda hip hop dijo...

Me gusta...

Gorras Planas dijo...

Muy Interesante..

Juan Carlos Sanchez dijo...

No tengo la menor duda, que estas figuras prehistóricas son de origen espiritual o religioso, relacionadas con la magia.Según una relación de autores que he leído, está claro.