Select a language

19 de febrero de 2012

EL ARTE, EXPRESIÓN EN LIBERTAD

Al hilo de la anterior entrada que versaba sobre “La función del Arte actual”, nuestra compañera Laura Mínguez nos remite una carta en la que ahonda en el concepto del Arte como expresión de libertad individual.

[El Arte]… es la más pura expresión de libertad muy facilitada con el acceso a las redes y con la sensación de anónimo que da ese acceso.


Cuando hablamos de arte a mí siempre me da como un relámpago en el cerebro porque ¿de qué hablamos? Ya sé que es hacerlo complejo pero cuando hablamos de arte actual siempre nos referimos a la vanguardia, a lo último, a lo que hay en Arco, en Bassel o lo que se muestra en la Tate Modern como si en el mundo no se estuvieran produciendo obras que siguen una línea trazada o que no tienen necesariamente la intención de romper o de epatar. No hablo sólo de los cuadros que se exponen en la planta 4ª del Corte Inglés o en las tiendas de decoración, hablo de creaciones de sujetos que no están a la última, que hacen lo que necesitan hacer para expresarse; pero eso sí ha cambiado con las redes sociales porque ahora no tienes que viajar para ver cosas diferentes. He aquí lo verdaderamente novedoso, por eso estoy tan de acuerdo contigo y matizaría la frase expresión de libertad como expresión en libertad. No siempre somos libres y el espacio de intimidad sí te lo permite.

Creo que la importancia del sujeto es cada vez mayor y no sólo en el arte: el último año que di clase, en 2º de Bachiller de Ciencias tenía 22 alumnos […]; los chavales eran de sobresaliente casi todos, hablaban como adultos en su mayoría, […] tenían acceso a todas las maquinitas y redes y curiosamente, se interesaron mucho por la Hª de España hasta el punto de que me dio tiempo a llegar a las elecciones del 82.  Aunque no tenían Hª del Arte siempre les presentaba a los personajes de los que íbamos a hablar con imágenes y, de paso, metía alguna cuña publicitaria si podía. En el 2º trimestre los llevé a ver una exposición de arte contemporáneo en un museo de Alicante y tenían como miedo de mirar o preguntar aunque alguno confesó que le gustaba pintar o dibujar pero en la intimidad...me encantaba pensarlo, lo artístico como expresión de tu ser más profundo. El arte como expresión de tu auténtica intimidad.

Me pasaba algo casi parecido cuando daba clase en la UNEX (Universidad de Mayores de la UMH); ya eran mayores y podían hacer o decir lo que quisieran así es que se atrevían a contemplar una obra de vanguardia y decir que les gustaba o a crearlas ellos mismos porque significaba la pérdida del pudor y la libertad de su alma.

También creo que escribir libremente sobre algo que te gusta o que no te gusta te produce el mismo placer o parecido.

Me gustaba mucho más Francastel que Hauser, ya lo hemos discutido algunas veces, porque... ¿no te parece que nuestra formación, en ese sentido, era tan farisea como la de la escuela? ¿Y no era un poco triste lo del dominador y el dominado, los grandes entes usando las grandes parámetros artísticos...?

Texto: Laura Mínguez

No hay comentarios: